Ponte en forma

La actividad física y el deporte son unas estupendas herramientas para conseguir múltiples beneficios tanto en nuestra salud como en nuestra estética. Por ello,  cada día somos más los que decidimos incluir alguna práctica de actividad física en nuestros hábitos diarios.

En Plan Bienestar queremos empezar a CONTAR CONTIGO.

Hoy te queremos ayudar con unas breves recomendaciones para iniciar este camino. ¡Vamos, ponte en forma!

Marca objetivos

Es muy importante que antes de comenzar nos pongamos un objetivo. Por ejemplo, “voy a hacer ejercicio una vez a la semana, media hora “ o “voy a caminar 15 minutos el fin de semana”. Estos objetivos, si estamos empezando, son realistas, motivadores (es factible que lo logres) e individuales (acorde a lo que podemos lograr).

Entrenar de acuerdo al objetivo

Es importante que la práctica que elijamos sea acorde al objetivo que nos hemos marcado. Subir la intensidad o la cantidad de ejercicio físico solo nos causará una fatiga excesiva y ni tú ni yo queremos perder las ganas por seguir con este nuevo reto.

Experiencia previa

Está claro que no es lo mismo que comencemos hoy a ponernos en forma a que ya llevemos un tiempo practicando algún deporte o ejercicio. Si es así, debemos centrarnos más en mejorar la técnica de ejecución de los ejercicios y en ir aumentando nuestros objetivos.

La salud es lo primero

Antes de iniciarnos en este reto de PONTE EN FORMA, te recomendamos que te acerques al servicio Médico de OHL y te asegures que tu estado de salud es el idóneo para empezar.

De todas formas, te adjuntamos un breve cuestionario para que puedas ir comprobando si, en principio, eres una persona apta para realizar actividad física sin correr demasiados riesgos.

Cuestionario Par-Q

Siempre en progresión

La verdadera clave de la actividad física es siempre ir progresando para que el cuerpo no se acomode. Por ello, lo ideal es realizar sesiones cortas de 15 o 30 minutos durante 2 o 3 días a la semana.

Ya tendremos tiempo de aumentar el número de días o el tiempo de práctica.

Calentar y volver a la calma

Sí,  ya sabemos que somos muy pesados pero recuerda que no debemos pasar de estar sentados en el sofá a hacer directamente sentadillas o irnos  a correr. Los ejercicios de calentamiento son imprescindibles para preparar nuestros músculos y articulaciones.

Posteriormente a la sesión, si la intensidad ha sido algo elevada, debemos volver al estado de reposo de forma paulatina e incluir de nuevo algún ejercicio de estiramiento como puede ser tumbarnos y elevar las piernas apoyadas sobre una pared.